Últimas Entradas

  • Viacrucis Juvenil

Formación de Cofradías

Desde la Coordinadora de Cofradías de Semana Santa y la Parroquia organizamos un año más la Formación para los cofrades de las distintas cofradías de nuestra Unidad Pastoral. Serán este lunes 26 y martes 27 de febrero a las 8 de la tarde en el Salón de la Casa Parroquial (detrás de El Salvador). El tema de este año será: “La fe vivida”, el lunes 26 y “La fe celebrada” el martes 27. La Semana Santa, el Triduo pascual, es el núcleo de nuestra fe cristiana, reflexionar sobre el núcleo de nuestra fe (la fe vivida) y cómo la expresamos durante la Semana Santa (la fe celebrada), nos ayudará a llevar la “catequesis pascual”, que es nuestra Semana Santa, a la gente de nuestros pueblos.

La primera Carta de Pedro dirigida a una comunidad que vive con dificultad la transmisión de la fe en un contexto pagano, en el que los seguidores de Jesús son fuertemente cuestionados, invita a la comunidad a no tener miedo y a dar razones de la esperanza a todo el que les pida una explicación “con delicadeza y respeto, teniendo buena conciencia” (1 Pe 3, 16). Para “dar razón de nuestra esperanza” la formación es una prioridad para todo cristiano y muy especialmente para aquellos que llevan su fe a la calle a través de las procesiones. Los materiales VITA nos dicen: “Nuestra responsabilidad como creyentes nos exige una sólida formación para dar razón de la propia fe, como una oferta de plena humanidad o, en su caso, como propuesta alternativa y contracultural que se brinda respetuosamente, sin imposiciones, como un servicio generoso, como un camino de crecimiento y plenitud humana íntegra. Debemos ser conscientes de que el servicio a la Iglesia y a la sociedad nos exige a todos los cristianos dedicar tiempo a la formación y a la profundización de la fe, de manera más intensa a los llamados a ejercer un liderazgo o a asumir responsabilidades en las instituciones eclesiales o sociales. Cuanto más sólida sea nuestra formación cristiana, mayor será nuestra incidencia vital en la sociedad, mayor nuestra capacidad de contribuir al bien común y al diálogo fe-cultura, más intenso nuestro encuentro con las nuevas tendencias, con los nuevos interlocutores, a los que el Señor nos envía a anunciar la verdad que nos hace libres”

No perdamos la oportunidad que, cada año, se ofrece a los cofrades en esta materia formativa. Y, aunque ya han surgido algún grupo VITA en el que participan cofrades, sería bueno que se engrosara estos grupos y se formaran nuevos grupos de “fe y vida”, tan necesarios en nuestra Iglesia y en concreto para nuestras parroquias.