Últimas Entradas

  • Campaña Tarjetas Telefónicas por Navidad

La Inmaculada Concepción

Ese domingo celebramos la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. Con este título mariano, el pueblo católico celebra con gozo el misterio que María protagonizó por la gracia de Dios: no tener pecado original en el primer instante de su ser, ni pecado alguno en todo el curso de su vida mortal. El Dios todopoderoso juntó en ella virginidad y maternidad, también gracia y libertad.

María reúne en sí toda la belleza espiritual imaginable en el ser humano y anuncia, como un signo profético, la salvación que la misericordia divina realiza por Jesucristo a favor de toda la humanidad.

María es un anuncio de las maravillas que su Hijo obrará con su Pueblo. Dios la preparó ‘toda llena de gracia’ y de plenitud para ser Madre de su Hijo primero y Madre de la Iglesia después.

La Inmaculada Concepción de María nos confirma la posibilidad de una Humanidad con esperanza, una Humanidad transformada y purificada de todo egoísmo.

La presencia de María Inmaculada en la Historia y su “sí”, pleno y abierto a las propuestas del Señor, constituye una profecía que nos devuelve la esperanza.