Oración

Vida que es Oración

A los que se dedican a rezar, la gente los cree ilusos porque su vida es a contracorriente de los criterios del mundo; pero ellos no viven para sí, devuelven bien por mal, tienen un corazón limpio, perdonan, son pacientes, fieles a la voluntad de del Señor, compasivos, desprendidos, solidarios, hambrientos de justicia para todos y hacedores de la paz. Aman y sirven a Dios amando y sirviendo a los demás a través de la oración.

Dudar de la misericordia de Dios sería para ellos el peor de los males. “Todo el mal que has hecho es nada en comparación con el que haces faltando a la confianza en Dios” (San Claudio la Colombière). Su pecado mismo les reafirma en el amor de Dios.

En ellos, vida y oración se confunden. Pues ¿qué es orar sino vivir con el Señor y no sólo decir palabras que pueden ser vacías y falsas? La vida de los “pobres de espíritu” es un Padrenuestro no sólo repetido sino realizado en él cada  día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *